comida real y fibromialgia

COMIDA REAL Y FIBROMIALGIA

¡Saludos Realfooder! en esta ocasión te traigo todo lo que tienes que saber sobre la fibromialgia, con respecto a la alimentación y al poder beneficioso que tiene la comida real en esta patología. De la mano de mi compañero David GarcíaDietista-Nutricionista, repasamos la evidencia científica actual en el manejo dietético de la fibromialgia. ¡Esperamos que os guste!

INTRODUCCIÓN: Incidencia, impacto y diagnóstico

La fibromialgia es una enfermedad reumática crónica idiopática que causa dolor muscular generalizado, ya sea constante o recurrente y que varía en gravedad (1). Con el paso del tiempo, los pacientes suelen sufrir una sensibilidad extrema al esfuerzo y un dolor intenso en casi cualquier actividad cotidiana (1). Esta enfermedad presenta una incidencia del 2,1% a nivel mundial, 2,3% a nivel europeo y 2,4% en España (estudio). Es interesante ver como en una población como la China apenas presenta casos de fibromialgia. Esto puede explicarse debido a factores genéticos y sobre todo, ambientales (estudio) ¿dieta tradicional china sin ultraprocesados? Puede. Habrá que ver si en los próximos años aumenta la incidencia debido a la occidentalización que está sufriendo la población China.

Según la National Fibromyalgia Association (1) la incidencia es mayor en mujeres y aumenta con la edad: “el 1% de las mujeres de entre 18 y 29 años sufren fibromialgia y la cifra sube hasta el 7% en mujeres de entre 70 y 79 años” (1). Por otro lado, la fibromialgia tiene un gran impacto en la calidad de vida de los afectados ya que los pacientes no solo sufren la sintomatología propia de la enfermedad (sobre todo dolor); sino que también presentan otras complicaciones asociadas (estrés, depresión, obesidad…). Por lo tanto, además de un impacto en la “salud subjetiva”, esta enfermedad tiene también, un importante impacto social y económico. Según este estudio los costes medios por paciente ascienden a 10.000 euros al año, siendo el 33% médicos y el 67% costes laborales.

Por último, para diagnosticar a una persona de fibromialgia deben cumplirse 3 criterios (tabla) : obtención de más de 7 puntos en el WPI (Widespread Pain Index o índice de dolor generalizado) y una puntuación en la escala de SS (Symptom Severity Score o índice de gravedad de síntomas) mayor a 5; o bien, una puntuación entre 3 y 6 en la WPI y una puntuación de más de 9 en la escala SS. Además, los síntomas deben estar presentes durante al menos 3 meses. Por último, el paciente no debe presentar ningún otro trastorno que pueda explicar los síntomas.

 

OBESIDAD Y FIBROMIALGIA

La obesidad y el sobrepeso presentes en pacientes con fibromialgia están relacionados con la gravedad de la enfermedad ya que empeora la calidad de vida debido al mayor dolor, fatiga, empeoramiento de la calidad del sueño y una mayor incidencia de trastornos del estado de ánimo. En este estudio se vio que las mujeres que presentaban fibromialgia tenían un riesgo 5,5 veces mayor respecto a controles sanos de tener síndrome metabólico. La fibromialgia se asoció a mayor circunferencia de cintura, niveles más altos de HbA1c, triglicéridos y mayor presión sanguínea. Además, la somnolencia (típica en pacientes con fibromialgia) se correlacionó con mayor peso (estudio). Por otro lado, en este estudio se mostró que un IMC elevado y un peor perfil lipídico (niveles más altos de colesterol LDL y triglicéridos) mostraron correlación positiva con mayores síntomas de fibromialgia. Debido a esta relación tan intrínseca entre obesidad y fibromialgia es difícil discernir entre cual es causa y cual es consecuencia. Aunque posiblemente, el vínculo sea bidireccional (↔). La menor actividad física, el mal descanso, la depresión, ansiedad, estrés, disfunción tiroidea, deterioro del sistema opioide endógeno llevan a las personas con fibromialgia a comer más y perpetuar la obesidad (estudio) (más ida y vuelta, más retroalimentación entre ambas patologías).

La pérdida de peso parece mejorar el dolor localizado en las articulaciones que sostienen el peso, sin embargo, no se sabe cómo la pérdida de peso afecta la distribución del dolor y otros síntomas como la fatiga. En este estudio, participaron 123 personas con obesidad en las que se sometieron a una intervención (12-16 semanas) para perder peso. Tanto el dolor como la gravedad de los síntomas y la depresión mejoraron después de la pérdida de peso. Los hombres mostraron una mejoría ligeramente superior respecto a las mujeres y aquellos que perdieron un 10% o más del peso corporal mostraron mayor mejoría que aquellos que perdieron menos del 10%. Además, la pérdida de peso se correlacionó con una mejora significativa en la calidad de la vida (menor depresión, mejor calidad del sueño y menor dolor) (estudio). En este otro estudio se vio que la pérdida de un 4,4% del peso inicial mejoró la calidad de vida en mujeres con exceso de peso y fibromialgia. Además, la restricción calórica, el ayuno y la metformina podrían tener un papel clave en la fibromialgia a través de la vía AMPK (estudio). La baja activación de AMPK en personas con fibromialgia se asoció con disminución de la biogénesis mitocondrial y disfunción, consumo reducido de oxígeno y disminución de los niveles de expresión de enzimas antioxidantes.

Hay que tener en cuenta que a medida que aumenta la obesidad, crece a la par la carga social y económica (estudio) ya que personas con obesidad y fibromialgia son personas con más problemas musculares y óseos, más tendentes a la depresión, etc. Todo esto deriva en más gastos médicos y laborales. “Como la pescadilla que se muerde la cola”: Si no puedo trabajar, me siento mal y junto al dolor, más estrés, más sedentarismo, más malas decisiones a la hora de comer, más obesidad e incluso más trastornos por atracón (estudio). Por lo tanto, centrarse en terapias dirigidas a modificar el comportamiento alimentario en pacientes con obesidad y fibromialgia puede ser una buena estrategia (estudio). Además, se ha visto como la tendencia a experimentar estados emocionales negativos se han asociado con síntomas clave en la fibromialgia (estudio). Los psicólogos y expertos en conducta también tienen trabajo.

 

SENSIBILIDAD AL GLUTEN NO CELÍACA

Los pacientes con fibromialgia presentan frecuentemente síntomas similares a los experimentados por pacientes con trastornos relacionados con el gluten (estudio). Esto plantea la posibilidad de que un subgrupo de estos pacientes experimente sensibilidad al gluten y puedan beneficiarse de una dieta de “exclusión” (estudio). Pero, en este estudio se comparó 2 grupos: A dieta sin gluten y B dieta hipocalórica normal. Ambas intervenciones dietéticas se asociaron con resultados beneficiosos (ligeramente mejor A) en la reducción de síntomas. Por lo tanto, la cosa parece ser más complicada.

En otro estudio se mostró que una dieta sin gluten en pacientes con síndrome intestino irritable, fibromialgia y enteritis linfocítica produjo una mejora ligera pero significativa en la sintomatología. Se concluyó que “una dieta sin gluten no es necesaria en pacientes con SII / fibromialgia con mucosa intestinal normal” (conteo normal de linfocitos intraepiteliales). Además, aunque los resultados informados sugieren una mejoría significativa de la sintomatología después de una dieta sin gluten en el subgrupo con enteritis, se necesitan más estudios que incluyan ensayos doble ciego controlados con placebo antes de proponer la abstinencia del gluten en pacientes con SII / fibrimialgia con enteritis linfocítica. Además, la búsqueda de anticuerpos antigliadina podría ser útil para esclarecer si el gluten puede ser en parte responsable del cuadro clínico ya que los anticuerpos antigliadina de la clase IgG están estrechamente relacionados con los síntomas inducidos por el gluten y tienden a desaparecer en unas pocas semanas después de pautar al paciente una dieta libre de gluten.

En este estudio estudio se evaluó la eficacia de una dieta libre de gluten sobre 7 sujetos que mostraban atrofia vellositaria duodenal. La eficacia de la dieta se evaluó al inicio y al final de la intervención (1 año). Al inicio del estudio todos los participantes tenían una baja calidad de vida, al final del estudio todas las medidas sobre la calidad de vida tomadas mediante cuestionarios mejoraron significativamente. En este otro estudio se evaluó el impacto de una dieta sin gluten durante 16 meses en 20 pacientes con fibromialgia sin celiaquía. El dolor crónico mejoró en todos los pacientes (en 15 de 20 desapareció), 3 suspendieron la medicación con opioides y se produjeron mejoras en la fatiga autopercibida, síntomas gastrointestinales, migraña y depresión. Dos de estos pacientes (ambos con aftas orales), entraron en remisión completa para la artritis psoriásica y la espondiloartritis.

La dieta baja en FODMAP parece ser eficaz para controlar los síntomas del síndrome de intestino irritable (estudio, estudio). En el caso de la fibromialgia podemos encontrar este estudio longitudinal en el que participaron 38 pacientes con fibromialgia (un 37% padecían sobrepeso y un 34% obesidad). En él se observó el efecto de una dieta baja en FODMAP en la composición corporal, el peso y los síntomas. Tanto el peso como la circunferencia de la cintura y los síntomas (incluyendo dolor) disminuyeron después de la intervención. Además, esta dieta mostró bastante adherencia debido a la satisfacción con la mejora de los síntomas.

 

ULTRAPROCESADOS Y FIBROMIALGIA

En las enfermedades reumáticas, abordar y entender el impacto del factor ambiental y de los hábitos modificables es indispensable para reducir la incidencia y/o reducir el número de brotes sintomáticos una vez establecida la enfermedad (estudio).

ULTRAPROCESADOS RICOS EN FRUCTOSA

La presencia de moléculas no absorbidas en el intestino, principalmente fructosa, reduce la absorción de triptófano; siendo este aminoácido esencial para la síntesis de melatonina. En los pacientes con fibromialgia parece observarse una baja síntesis de melatonina durante la noche en comparación con los controles sanos (estudio).

Tal presencia de fructosa no-absorbida puede tener diferentes causas (estudio).
1) Sobrecarga de fructosa en las dietas occidentales (estudio).
2) La malabsorción de fructosa (estudio, estudio).

La baja absorción de triptófano conduce a una baja síntesis de melatonina que puede ser factor desencadenante de los típicos síntomas de fibromialgia. Además, los azúcares no absorbidos también podrían producir un deterioro de la microbiota activando un ciclo de retroalimentación positiva (↔): el aumento del deterioro de la microbiota reduce la funcionalidad de absorción de fructosa y triptófano en el intestino, entrando en un círculo vicioso (estudio).

ULTRAPROCESADOS RICOS EN ADITIVOS “EXCITOTÓXICOS”.

¿Es posible que una dieta inadecuada pueda “disparar” o agravar los síntomas?

Las formas libres de glutamato y aspartamo, presentes en ultraprocesados y utilizadas como aditivos para mejorar el sabor, son ingeridas de una forma mucho más recurrente que las formas no libres (presentes en alimentos como la carne). Unas cantidades suficientemente altas de estos aminoácidos pueden actuar como “excitotoxinas” pudiendo tener un efecto neurotóxico a nivel de sistema nervioso central (revisión). En este estudio se vio como la eliminación de glutamato y aspartamo ofrece más beneficios que perjuicios. Normalmente, el glutamato cruza la barrera hematoencefálica solo a través del transporte activo, manteniendo los niveles de glutamato controlados en el cerebro. Existen ciertos estados como la presencia de infecciones o estrés psicológico donde la barrera hematoencefálica se vuelve más permeable, incluso siendo el propio glutamato el responsable (estudio). Estos estresores, muchas veces preceden al inicio de los síntomas. De hecho, los niveles de glutamato en el líquido cefalorraquídeo se correlacionan con los niveles de dolor. La intensidad del dolor también se correlaciona con los niveles de glutamato en la corteza cerebral y en la zona cerebroespinal.

La exclusión de ultraprocesados (que contribuyen a la sobreingesta tanto de glutamato, como de aspartamo) puede resultar como un recurso a la hora de mejorar los síntomas y de paso, mejorar el peso corporal en el caso de que haya sobrepeso. En este estudio de 37 personas (de 57) que completaron la dieta de exclusión de glutamato, el 84% informó una disminución de más del 30% de sus síntomas. En este caso (n=2) se cuenta como la eliminación del aspartamo en una mujer y un hombre diagnosticados con fibromialgia hizo remitir por completo el dolor. En algunos casos, esta simple pregunta “¿Cuántos ultraprocesados toma habitualmente?” puede conducir a la resolución de una enfermedad crónica incapacitante.

A pesar de todo, esto no siempre se cumple. En este estudio, un total de 72 mujeres con fibromialgia fueron aleatorizadas para excluir el glutamato monosódico dietético y el aspartamo y evaluar el dolor percibido en una escala del 1 al 7. Las comparaciones ente ambos grupos (exclusión vs no exclusión) no mostraron diferencias significativas. Además de la fibromialgia, estos pacientes suelen presentar otras comorbilidades como migrañas, síndrome de intestino irritable… todos ellos, relacionados con la sensibilización central y con abordaje dietético.

Para acabar este apartado, dejo una traducción adaptada del texto “The role of diet in the treatment of Fibromyalgia” (3) “La única forma de probar la sensibilidad a excitotoxinas es eliminando por completo esta exposición en la dieta, ¿cómo? Pues usando únicamente materias primas y limitando el consumo de productos con aditivos. Para conseguir esto, los pacientes deben buscar alimentos con listas de ingredientes cortas o mejor aún: ¡Sin lista de ingredientes! A la hora de cocinar, las personas pueden usar todo tipo de especias, condimentos y saborizantes naturales. Para evitar el consumo de excitotoxinas también se deben evitar todo tipo de productos que “no tienen kcal” como refrescos o chicles y se debe tener especial cuidado cuando seleccionamos yogures, cereales y pan debido a la presencia, en muchos de ellos, de edulcorantes artificiales”.

Debido a que la fibromialgia es una enfermedad crónica, las terapias deben enfocarse en los cambios del estilo de vida que puedan realizarse a largo plazo.

 

NUTRIENTES ESPECÍFICOS Y FIBROMIALGIA

SELENIO, ZINC Y MAGNESIO

En pacientes con fibromialgia se mostró que los niveles de magnesio y zinc estaban disminuidos en comparación con el grupo de control. Con los niveles de selenio no hubo diferencias significativas (estudio), aunque en este otro sí (estudio). Más recientemente, otro estudio no pudo concluir que haya niveles anormales de cobre, hierro, magnesio, selenio y zinc en pacientes con fibromialgia. A pesar de tener unos valores “normales” hay que tener en cuenta que las personas con fibromialgia parecen estar expuesto a un mayor estrés oxidativo (estudio, estudio).

En este estudio se investigó si había asociaciones entre algunas vitaminas, magnesio y los parámetros clínicos en pacientes con fibromialgia. Los resultados no obtuvieron diferencias significativas entre los controles y los pacientes con fibromialgia. Además, tampoco se encontraron correlaciones entre los niveles séricos de vitamina A, C, E y magnesio y la intensidad del dolor o estado depresivo en pacientes con fibromialgia. Debido a que en este estudio solo participaron mujeres y los resultados de otros estudios muestran datos contradictorios, no deben sacarse conclusiones precipitadas.

YODO

La deficiencia de yodo puede llevar al paciente con fibromialgia a sufrir una alteración a nivel tiroidea. Tal deficiencia en yodo puede ir acompañada de un de una deficiencia en otros nutrientes como el selenio, zinc, hierro o ácido retinoico que podrían conducir a la expresión de los efectos clínicos de la deficiencia de yodo. No existe evidencia de que exista una deficiencia generalizada de yodo en pacientes con fibromialgia (estudio).

HIERRO

Algunos síntomas de la fibromialgia como la fatiga o la baja capacidad para concentrarse no pueden explicarse únicamente por la presencia de anemia. En este estudio se muestra que existe una mayor prevalencia de fibromialgia en pacientes con anemia por deficiencia de hierro.

VITAMINA D

La vitamina D es una vitamina liposoluble derivada principalmente de la síntesis en la piel a partir de la radiación ultravioleta. Tal vitamina cumple diversas funciones fisiológicas. Se ha observado que en pacientes con fibromialgia es recurrente el déficit de vitamina D (estudio). Tal vitamina modula diferentes neurotransmisores cerebrales; neurotransmisores que están desregulados en pacientes con fibromialgia (estudio). Además, parece que la vitamina D puede actuar mediante vías antiinflamatorias cruciales para disminuir el dolor y mejorar los síntomas (estudio).

En esta tabla se mencionan los posibles mecanismos fisiopatológicos de la interacción de la vitamina D y las personas con fibromialgia.
¿Suplementación?
En esta tabla se muestran los estudios publicados sobre el tema. En los 6 estudios mencionados se observaron mejoría. Aunque bien es cierto que la gran parte de los estudios mostrados no incluyeron grupos control, o las muestras incluidas fueron pequeñas con una variación significativa en los parámetros poblacionales y climáticos. Además, existen diferencias entre los suplementos usados y las dosis. También se observa que la vitamina D 2 (ergocalciferol) es menos potente para alcanzar concentraciones fisiológicas de 25 (OH) D en comparación con la vitamina D 3(colecalciferol). Según concluye el estudio “Actualmente, la evidencia científica respalda que la suplementación con vitamina D no se puede recomendar de manera rutinaria en fibromialgia en la práctica clínica diaria. Sin embargo, se recomienda la administración de suplementos de vitamina D en casos con alto riesgo de desarrollar deficiencia de vitamina D”.

 

RECOMENDACIONES FINALES

1. Evita ultraprocesados (así te quitas gran cantidad de excitotoxinas, azúcares libres y otros ingredientes indeseables que pueden estar involucrados en la incidencia y en la sintomatología).

2. Como mencioné más arriba, hay gente que puede beneficiarse (respondedores) de una dieta libre de gluten o dieta baja en Fodmaps. Aunque seguramente, el mayor beneficio se produzca perdiendo peso (si existe exceso de peso).

3. Come comida real, especialmente frutas y verduras: Con esto estarás aumentando la ingesta de antioxidantes y otros nutrientes interesantes. Aquí dejo también unos estudios sobre dietas veganas/vegetarianas y fibromialgia (estudio) (menor dolor en grupo con dieta vegetariana y mejor salud autopercibida). En este estudio (mejora en varios marcadores) y en este otro estudio (mejores resultados en cuestionarios sobre calidad de vida al cabo de 2 y 7 meses).

4. Da la importancia que se merece al ejercicio físico. Reducir el comportamiento sedentario de estas personas debe ser una prioridad de los sanitarios (estudio). En este estudio se vio que el ejercicio aeróbico y fortalecimiento muscular reduce el dolor y los síntomas de depresión mejorando el bienestar global.

5. Es después de seguir estos pasos cuando se puede plantear el uso de suplementación. Aunque en este estudio se vio como una terapia con nutrientes intravenosos conocida como “cóctel de Myers” en pacientes con fibromialgia no mejoró al placebo. Por lo tanto, lo de la suplementación sigue siendo bastante incierto (si no conocemos causas primarias). Para entender el porqué los suplementos jamás serán ni funcionarán como los alimentos, lee el post de la matriz alimentaria.

Aunque esta enfermedad debe tratarse desde una perspectiva inter y multidisciplinar (actividad física, relajación, terapias de comportamiento cognitivo, farmacología, nutrición…), desde sanidad pública siguen sin tomarse demasiadas cartas en el asunto (y ya vimos los costes asociados). En este estudio se evaluó la efectividad de rehabilitación multidisciplinaria con reumatólogo, fisio, ejercicio físico, conferencias sobre el dolor y manejo del estrés, nutrición y masajes frente a una terapia médica estándar. El grupo multidisciplinar, al finalizar la intervención, experimentó cambios estadísticamente significativos en el estado de salud autopercibido, intensidad y frecuencia promedia del dolor, discapacidad y estado de ánimo.

Los pacientes no deben convertirse en “farmacias andantes” en las que el tratamiento en sí mismo pueda provocar más daños que beneficios. Las medidas adoptadas deben ir orientadas a mejorar el estilo de vida y con ello la calidad de vida. Hay que entender que los pacientes con fibromialgia viven y no mueren de este trastorno. La perspectiva positiva y el apoyo familiar son elementos clave en el tratamiento de los pacientes.

 

REFERENCIAS

1. McGrady A, Moss D. Pathways to Illness, Pathways to Health. In.: Springer p. 185-197.
2. Arranz LI, Canela Á, Rafecas M. Fibromyalgia and nutrition, what do we know? Rheumatol Int. 2010; 30(11): p. 1417-1427.
3. Holton K. The role of diet in the treatment of fibromyalgia. Future Medicine. 2016 Jun; 6(4).
4. Rossi A, Giacomelli C, Bazzichi L, Di Franco M. Fibromyalgia and nutrition: What news? Clinical and experimental rheumatology. 2015; 33(1).
5. Manisha JO, Mayuresh SG, Anil BG, Yogesh AK. Fibromyalgia Syndrome: Role of Obesity and Nutrients. In Watson RR. Nutrition and Functional Foods for Healthy Aging.: Elsevier; 2017. p. 53-63.

 

PIDE TU CITA CON UN DIETISTA-NUTRICIONISTA DEL EQUIPO REALFOODING EN:

info@realfooding.com

 

(Visited 29.862 times, 1 visits today)

16 comentarios en “COMIDA REAL Y FIBROMIALGIA

  1. Me ha encantado y he aprendido mucho.Soy una enferma de Fibromialgia primaria severa…en la actualidad tengo reconocida una minusvalías por éllo.
    Gracias por el post.

      • Vivo en Guadalajara (España). Además de la FM tengo otras “cosillas” de espalda por eso me dieron la minusvalía.
        Mi médico es un reumatologo de aquí de la SS…yo pedí una segunda opinión porque no me lo podía creer.
        Y en un principio sólo me trataban con Paracetamol 😠😠. Ahora me lleva la Unidad del Dolor y es quién lleva mi medicación.
        Pero tenéis que ir al Centro Base que os corresponda de vuestra ciudad,con vuestros informes.
        Espero haber ayudado 😊😊 SUERTE!!

        • Y te va bien en la unidad del dolor? Mi madre está desesperada con el dolor y la van a mandar allí, pero le han dicho otras personas que no les va muy bien. Gracias de antemano

    • MErcedes, :¿ vives en España, ? supongo. Yo en México. Quiero saber con qué estudio te diagnosticaron fibro,ialgia y cómo hiciste para lograr que se reconociera. Trabajo de 7:30 am a 2:00 pm y quisera trabajar menos horas pero los servicio se médicos en México no reconocen la fibromialgia. Cuando voy al médico de la Seguridad Social sólo me mira con lástima y me receta montón de medicamentos horribles que me alivian mientras los tomo y me descomponen otras cosas.

      • Sí vivo en España. Ellos se basan en los 13 o 14 puntos dolorosos creo. Y 4 preguntas que te hacen. Aparte de otros síntomas. Como VERTIGOS,migrañas,etc. Es un cúmulo de cosas.
        Saludos Lucy.

  2. Muy intereante tu artículo, gracias por la revisión con artículos interesantes y actuales. Tengo fibromialgia desde hace 14 años. Ahora tengo 53. He probado todo incluido el cambio de alimentación supervisada por una clínica especializada, basada en analítica, durante más de seis meses. Mi opinión, no me sirvió de nada y gasté un montón de dinero buscando productos sin huevo, sin leche, sin gluten, una odisea. Creo que se impone el sentido común, comer sano, que mejor que una dieta mediterránea y evitar los productos procesados. En cuanto a los fármacos, por mi experiencia y porque soy farmacéutica, utilizar sólo los que verdaderamente aprecie el paciente que le ayudan y con lo que note cierta mejoría porque ya sabemos que no hay cura. Y sobre todo mantener la mente ocupada, siempre que se pueda, esto ayuda a dejar el dolor aparcado mientras estamos activos.

  3. Muy buen post, te felicito. Sólo un comentario: está por ver que la fibromialgia sea una enfermedad reumática, las evidencias apuntan más bien a un desorden del sistema nervioso, pero en España, la tratan los reumatólogos (y bastante mal en general, por cierto).
    Un saludo
    Pablo

  4. Soy enferma de fibromialgia, me ha encantado el post… voy a empezar a cambiar mi alimentación ya que tantos medicamentos me están pasando factura y no he visto después de tantos años alguna mejoría… todo lo contrario…
    Muchas gracias por pensar en esta enfermedad o “etiqueta” ya que no hay ningún avance en la sanidad.
    Un saludo

  5. Hola!Felicidades por el.post porque me ha parecido muy interesante y acertado.Normalmente asociada a la Fibromialgia hay problemas digestivos(en mi caso intolerancia a lactosa y fructosa).Nada más diagnosticarme decidí no tomar medicación y cambiar completamente mi dieta(hago la FODMAP).Mejore mucho y desde entonces la intento mejorar día a día porque comprendí lo importante que es en cuánto a tener más o menos intensidad en los síntomas.

  6. Buenos días,

    Esta demostrado que aunque el diagnostico te lo haga un medico reumatólogo la enfermedad es de origen neurológico, por ejemplo, la artitis reumatoide y el lupues si son de origen reumatológico. Solo queria aclaralo, padezco de artritis reumatoide, fibromialgia y alguna cosilla mas.

    Gracias por leerme.

    Abrazos de algodón!

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies