alimentos_funcionales
Menos alimentos funcionales y más alimentos reales
28 febrero, 2017
ultraprocesados
Acabemos con la epidemia de ultraprocesados
15 abril, 2017
Mostrar todo
moderación procesados

EL ENGAÑO DE LA MODERACIÓN

 

España tiene un grave problema de obesidad y las soluciones que proponen los políticos están lejos de que esto cambie a corto y largo plazo. Dichas soluciones se basan en promocionar el nutricionismo y no la comida real. Soluciones enfocadas en las calorías y no en los alimentos. Todo el peso de la responsabilidad y solución recae en la fuerza de voluntad de la población, de consumir menos calorías o gastar más calorías, de cumplir el #BalancePatetico. Pero esto no es casual o fruto de la ignorancia, esto tiene un objetivo premeditado y perfectamente estructurado.

La ciencia de la nutrición por ahora aporta pocas certezas, pero hay una que más o menos ya está demostrada: gran parte de la mortalidad de la población es debida al consumo de productos procesados (estudio). Por tanto, dada la importancia de esta evidencia, a la industria de los procesados solo le queda intentar evitar a toda costa medidas políticas reguladoras. Para ello va implementar una serie de estrategias como hizo en su día la industria del tabaco, a la cual le permitió durante unas décadas gozar de impunidad. Podemos destacar 3 de estas estrategias:

  • Presión al poder político (lobby).
  • Marketing y publicidad.
  • Financiación de la investigación científica.

Un claro ejemplo de estas 3 estrategias la podemos observar en el convenio de colaboración de la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (AECOSAN) y la Fundación Alimentum (enlace). Una fundación con aires “científicos” y de “autorregulación” pero creada por la industria de los procesados con el objetivo de lavar su imagen de cara a la sociedad, ejercer presión a los políticos y de paso, apoyarse en investigación financiada por la misma industria.

De este convenio nace uno de los eslóganes más engañosos que el poder político y el lobby alimentario han creado:

 

“Come de forma variada, moderada y equilibrada”.

 

Hoy vamos a desmontar el apartado de la moderación. El adjetivo moderado significa “que guarda el medio entre los extremos”, por lo que el mensaje que mandan los organismos oficiales encargados de nuestra salud es: “no seáis extremistas” (en lo que alimentación se refiere). Sin embargo, abusar de los productos procesados no lo veo causa de una población extremista, sino más bien consecuencia de un entorno extremo.
Este entorno que propicia la “des-moderación” consta de 3 características principales:

 

1- Publicidad y marketing

Un absoluto bombardeo diario. Televisión, radio, internet, en la calle, en eventos y en cualquier esquina que nos rodea. Pocos sitios se escapan a la publicidad de los productos procesados. La “Big Food” es la industria que gasta más en publicidad, solo por detrás de la automovilística. Además, cuenta con los mejores expertos en marketing para seducir nuestros deseos de la manera más inconsciente. Creemos ser dueños de nuestras propias decisiones, que hacemos decisiones con total libertad, conocimiento y raciocinio, pero nada más lejos de la realidad. La publicidad ha adoptado a dos grandes compañeras: la psicología y la neurociencia. El  resultado es el llamado “Neuromarketing”, que maximiza los niveles de emoción, atención y memoria en los anuncios para cautivar a la población e influir de manera consciente e inconsciente en la toma de sus decisiones (estudio, estudio, estudio).

El arte de persuadir es un lobo astuto que va a por la presa más débil: los niños y adolescentes. Más del 85% de los anuncios de productos procesados se proyecta en horario infantil y especialmente entre los programas de dibujos animados (estudio). Los niños entre los 3 y los 12 años ven en ese horario una media de cinco anuncios de productos procesados por hora, según un estudio de la American Journal of Public Health. Es decir, aunque Coca-Cola diga que sus anuncios no van dirigidos a los niños, los coloca casualmente cuando ellos están viendo la tele. Por si no fuera poco, los niños son totalmente inconscientes de que quieren persuadirlos, su desarrollo cognitivo aún está en proceso, están indefensos (estudio). Debajo de esa obra maestra visual, una frase en fuente minúscula cita: “Come de forma variada, moderada y equilibrada. www.habitosdevidasaludables.com”. Pongo en duda su efectividad.

televisión niños

Los menores reciben 7.500 anuncios al año de mensajes que les

dicen que coman un productos ultraprocesados

Algunos estudios sacan a la luz la ineficacia de las medidas de “autorregulación” que propone la industria alimentaria como el código PAOS en España. Cualquier sanción económica por incumplir su propia norma es ridícula e insignificante comparado con las ganancias. Personalmente pienso que son políticas de cara al público para visualizar que tanto la industria como los políticos “están haciendo algo para ayudar”. Pero ese “estamos haciendo algo” supone un gran coste de oportunidad, porque retrasa otra serie de medidas políticas más efectivas. Por lo que la industria consigue su objetivo.


Para influir en la adolescencia, etapa de nuestra vida donde el sentimiento de pertenencia a un grupo es tan importante, qué mejor manera que contratar a sus ídolos o “dioses” para relacionar los productos procesados con el éxito y la aprobación social. Futbolistas, actores, famosos, youtubers y, en definitiva, influencers de estos jóvenes, se dejan comprar por la Big Food. La sociedad todavía no es consciente del peligro que entraña este tipo de promociones, por tanto, no va a juzgar negativamente estas prácticas. Por el contrario, a ningún famoso se le ocurriría promocionar el tabaco y cada vez menos el alcohol. ¿Por qué? Porque ha sucedido un cambio en el pensamiento de la población y este cambio no ha llegado de la nada, se han necesitado medidas multidisciplinares para crear una mala imagen social del tabaco. Necesitamos conseguir lo mismo con los productos procesados.

youtubers publicidad
publicidad fútbol

 

2- Disponibilidad en nuestro entorno

La disponibilidad influye en nuestras decisiones sin darnos cuenta, nuestro entorno se ha convertido en un lugar lleno de productos procesados, un entorno obesogénico. Es muy fácil decir “come más frutas y verduras, modérate con los refrescos, con la bollería, etc.” pero la pregunta es: ¿estamos generando entornos y situaciones para que esto suceda? 

Curiosamente, en los zoológicos la disponibilidad e incluso la calidad de los alimentos para los animales está perfectamente controlada. Como dejes a los primates toneladas de comida a su disposición, más aún si es procesada y no están adaptada a ella, enfermarán y morirán. Pero nosotros nos creemos superiores a los animales, a pesar de que pertenecemos a la familia de los grandes simios, y no somos conscientes del impacto que tiene este entorno que nos hemos construido.

Una reciente revisión de una amplia gama de estudios de neuroimagen cerebral, nos muestra cómo el comportamiento humano a la hora de alimentarse es el resultado de respuestas automáticas e incontrolables a señales ambientales. Por simple probabilidad podríamos decir que, aunque en algunas situaciones nos controlemos y tengamos consciencia de ello, es difícil hacerlo cuando estamos expuestos cada año, mes, semana, día e incluso horas a toda clase de persuasivas formas de productos procesados que nos incitan a comer. La fuerza de voluntad está a cargo de nuestra neuroquímica cerebral.

 

3- Hiperpalatabilidad (también conocido como “comida adictiva”)

Los productos procesados son irresistibles a nuestro paladar y el resultado de ello es gracias a los mejores científicos y tecnólogos alimentarios que tiene a su cargo la industria alimentaria. La inversión económica en proyectos de I+D para el desarrollo de estos productos tan apetecibles es, por detrás del marketing, lo principal para estas empresas. Sería comparable a los ingenieros que tiene la NASA o los informáticos que tiene Google, pero en materia de palatabilidad.

El contenido de los productos procesados cumple al menos uno o más de los siguientes ingredientes: azúcar (el cual tiene diferentes nombres como jarabe de glucosa, dextrosa, etc.), grasa vegetal refinada (sea girasol, palma, coco, etc.), harina refinada (de cualquier cereal), sal y aditivos. Estos ingredientes crean un producto barato, duradero, palatable y, por tanto, muy rentable. Te voy a contar “un secreto” por si todavía no eres consciente: los que dirigen las empresas de los productos que tú comes, les interesa la rentabilidad económica, no tu salud.

Existe base científica para los mecanismos biológicos por los que podemos desarrollar una adicción a este tipo de productos (revisión). Parece que los expertos quieren que consigamos una “moderación de la adicción”, y sería inédito, puesto que la sociedad no ha vencido ninguna adicción con esa premisa.

adicción comida

 

¿Es casualidad que el azúcar esté presente en a la mayoría de los productos del supermercado? Por supuesto que no. Este contenido en azúcar una vez en nuestro cuerpo, entre otras cosas, libera gran cantidad de un neuroquímico bastante potente: la dopamina. Concretamente en un área del cerebro llamada núcleo accumbens, el cual, con cada dosis más alta de azúcar se vuelve cada vez más tolerante (estudio). La tolerancia en la farmacología significa que la dosis habitual de la sustancia produce menos efectos, por lo que se necesitan dosis más altas para producir los mismos efectos. Esto sucede porque los receptores de dopamina comienzan a regularse a la baja y al haber menos receptores el cuerpo te va a pedir más cantidad (estudio). Un círculo vicioso propio de una droga, no en broma muchas personas utilizan la frase “este es mi vicio” o “esta es mi droga” para referirse a la comida procesada.

Por supuesto habrá personas que tengan mayor predisposición genética a desarrollar una adicción a la comida, pero esto no lo inicia la genética, lo inicia el entorno. Nuestro cerebro tiene una gran capacidad de moldearse según el ambiente, a esto se le llama plasticidad neuronal. Pues bien, nuestra sociedad está experimentando un cambio rápido en las conexiones nerviosas debido a la repetida exposición de estos productos procesados. De tal forma que puede desencadenar deterioros cognitivos, especialmente en los grupos vulnerables como niños y adolescentes, donde el resultado será un exceso de peso provocado por una adicción que se retroalimenta con este entorno obesogénico (estudio).

 

 

Mi opinión

Cuanto más decimos que la clave está en la “moderación” menos soluciones alternativas en la lucha contra la obesidad se llevan a cabo. Y creedme que necesitamos soluciones alternativas. Cuando alguien dice “no hay alimentos malos, todo con moderación es bueno” está viendo solo la punta del iceberg, ignora todo lo que hay detrás. El siglo XX se enfrentó a la amenaza del tabaco, el siglo XXI le añadiremos la amenaza de los productos procesados. Una industria que tiene miedo a la regulación y se protege con las mismas tácticas que las tabacaleras. Si creías que la moderación era buena, estabas engañado.


Pero Carlos, ¿y qué hacemos? 

En el próximo post hablaré de qué podemos hacer nosotros como individuos y como sociedad para disminuir las tasas de sobrepeso y obesidad. Te adelanto la primera: come comida real, evita los productos procesados.

Nos vemos pronto Realfooder,

Carlos

(Visited 77.049 times, 1 visits today)

26 Comments

  1. gabriela dice:

    Muchas gracias por todo! Con cada artículo me empapo de conocimiento y aprendo algo nuevo. A la espera de un nuevo articulo le saludo afectuosamente.

  2. ines dice:

    Muuuuy bien Artículo
    Felicitaciones!!!
    Quedó pendiente de las continuaciones

  3. Pedro dice:

    Muchas gracias por este tipo de entradas, Carlos, creo que necesitamos que nos abran los ojos desesperadamente en estos temas y que se hable de esto, que se enseñen los trapos sucios, me parece importantísimo.

  4. Edward dice:

    Buen Articulo y a seguir aprendiendo,me parece que esto de la dieta flexible lo toman mucho como que todos los días pueden comer un % de comida procesada y creo que partimos mal porque la dieta flexible desde mi perspectiva tiene un punto de vista mas como un parámetro para hacer cálculos mas cercanos a nuestros requerimientos diarios..
    Respecto a la comida procesada mucha gente lo ve como que no es nada malo y que la yema de huevo es malo porque tiene colesterol y claro una galleta no tiene colesterol así que me meto la galleta y así tendré una vida sin colesterol.

  5. ESTUPENDO ARTÍCULO. GRACIAS!

  6. Christian dice:

    Pero ¿se quiere tratar en este artículo la situación en España o en Estados Unidos? ¿Por qué se explica la situación en España basándose en estudios de Estados Unidos? :-S

    • Carlos Ríos dice:

      Buen apunte! realmente en España no estamos para sacar pecho, pero tienes razón que debo justificarlo con datos. Si te fijas en la mortalidad de España el top 10 de las enfermedades que nos matan son prevenibles por los hábitos, es decir, que los productos procesados tienen relación directa http://www.ine.es/prensa/edcm_2015.pdf

  7. Sebas dice:

    Muy interesante, me he sentido identificado, hace tiempo que estoy intentando limitar el azúcar en la dieta, y es socialmente problemático, rápidamente te conviertes en el complicado del grupo, porque “un día es un día” .. y “un poquito no te hará nada”, Pero el problema es que todos los días son un día, y si lo ves con claridad, estás consumiendo 3 o 4 veces lo que necesitas de verdad.
    Comparto el artículo para que podamos generar consciencia de una vez.
    Un saludo

  8. Anwella dice:

    Totalmente de acuerdo con todo lo que dices. Excelente explicación de la situación actual. Muchas gracias Carlos! Voy a compartir tu artículo ahora mismo.

  9. Gisela G. dice:

    Madre mía! No se pueden decir más verdades contundentes en menos espacio!!

    Me ha encantado el artículo, y a la vez me entristece mucho, muchísimo, que se tengan que explicar estas cosas, y que la gente lo ponga siempre en duda. Cuando dices alguna de estas cosas entre gente “moderada”, te ponen de paranoico para arriba, y se quedan con que “si lo dicen los médicos es porque es así”, “si todo el mundo hace esto no debe ser malo”.

    Me duele que estemos en lo mismo que con el tabaco, pero no se le puede demonizar porque es “comida”… 🙁

    Tú y muchos otros hacéis un gran trabajo de divulgación, esperemos que vaya calando y cambien las cosas. Poco a poco van cambiando. Gracias!!!

    Gisela

  10. Manuel Torres dice:

    Gracias por el aporte.
    Estoy en contra d q lleven los niños chucherías el día d su cumpleaños al colegio. Sabés si hay alguna normativa q regule eso o q pueda ser extendida a ese caso?
    Gracias

  11. Rql dice:

    Desde mi experiencia diré que alimentarme lo considero también una cuestión de ecología, yendo a comprar a los mercados locales y siendo consciente de las cantidades que necesito, evitando consumir así recursos que no considero que me pertenezcan. Obviamente no siempre logro ser coherente, pero sí intento ser consciente de mis decisiones diarias.

  12. Patricio GT dice:

    Te acabo de descubrir y ya tienes un seguidor.

    Un saludo y felices agujetas.

  13. Antonio dice:

    Suscrito !! 😉

  14. María Méndez dice:

    Genial e interesantísimo, Carlos. Estás ayudando a mucha gente, y lo que te queda, porque no has hecho más que empezar. Ya suscrita y encantada de seguir tus consejos 🙂

  15. Auxi Sánchez dice:

    Claro cristalino.
    En resumen: “Come comida”

  16. WIlfredo M dice:

    Excelente artículo, buenísimo, lástima que nos dejamos llevar sólo por las modas y las modas no están alineadas al beneficio de las personas sino a las finanzas de quien las promueve. Saludos

  17. Patricia dice:

    Eres genial, no me canso de leer y apoyar todos tus tíos, post, o vídeos y compartirlos. Además a todo le das un toque de humor, que hace las cosas más visibles. Ojalá más gente como tú. Luchemos contra los ultraprocesados. Vamos realfolders

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies