comida sin etiquetas
Más alimentación y menos nutricionismo
21 Febrero, 2017
moderación procesados
El engaño de la moderación
17 Marzo, 2017
Mostrar todo
alimentos_funcionales

MENOS ALIMENTOS FUNCIONALES y MÁS ALIMENTOS REALES

 

Algo no funciona cuando los alimentos funcionales (productos procesados) empiezan a sustituir a los alimentos que realmente funcionan: la comida real. En la televisión, en la radio, en la estantería del supermercado, en la publicidad de la calle, en eventos patrocinados…nos bombardean con un mensaje: si quieres mejorar tu salud, come alimentos funcionales. No son alimentos, son productos. No mejoran la salud, incluso te la pueden empeorar. ¿Esto lo sabe la población? La mayoría no. La industria alimentaria se rige por intereses económicos y en la última década se ha disparado el interés de lo “saludable” por lo que acuden al nutricionismo para vender esos mismos productos baratos, rentables e insaludables pero disfrazados de “alimento funcional”. Y el problema empeora cuando, no contentos de su publicidad agresiva y engañosa, acuden a la ayuda de sociedades científicas para avalar su producto. Es el caso de la Fundación Española del Corazón (FEC) y su programa PASFEC, donde se refleja esta relación interesada y deshonesta, como por ejemplo, las barritas “Devoracol”.

 


 

¿Por qué la FEC pone su sello en unas barritas de cereales llamadas “devoracol” y no en unas nueces?

Barritas Devoracol (enlace).

En 100 g de estas barritas podemos encontrar 57 gramos de harina refinada de diferentes cereales y hasta 13 g de azúcar añadido. De grasa nos encontramos con 16 gramos de los cuales parte será de girasol, pero también aceite refinado de palma. El resto lo componen aditivos y sal. Se trata de un alimento funcional con reclamo de “reducir el colesterol”, pero haciendo lectura de sus ingredientes vemos que es potencialmente perjudicial.

Composición: Cereales 63% [copos de avena, arroz inflado (harina de arroz, harina de trigo, sal), copos de cebada, fibra de avena, harina de trigo, copos de trigo sarraceno, copos de maíz (maíz, sal, azúcar, jarabe de malta de cebada)], aceite vegetal (girasol alto oleico) 11%, azúcar, pasas 7%, fibra vegetal , pipas de girasol, preparado de frutas [fruta (puré de manzana y zumo de naranja ), jarabe de fructosa y glucosa, humectante (glicerol), jarabe de glucosa, fibra de trigo, azúcar, gelificante (pectina), grasa vegetal (palma), corrector de acidez (ácido cítrico), aroma, antioxidante (ácido ascórbico), colorante (curcumina)], gasificantes (carbonato ácido de potasio y carbonato ácido de amonio), emulgente (lecitina de soja), sal, aromas.

Nueces 

Las nueces, como muchos otros frutos secos, sí son un verdadero alimento funcional, un alimento real. Son grandes fuentes de ácidos grasos monoinsaturados (MUFA) y poliinsaturados (PUFA), vitamina E, ricas en fibra, con altos niveles de fitoesteroles y polifenoles (como los ácidos fenólicos, ácido elágico, flavonoides) y también fitoquímicos antiinflamatorios y antioxidantes. Sus componentes son más que la suma de todos, son las interacciones y sinergias entre ellos. La fibra que contienen mejora la biodisponibilidad de los antioxidantes (estudio), la vitamina E mejora la de los ácidos grasos PUFA (estudio).

Existen datos epidemiológicos consistentes en relación al consumo de frutos secos y la reducción de la mortalidad. En el estudio de Bao Y et al. (2013) publicado en el NEJM, siguieron a más de 118.000 pacientes y se observó que el consumo de frutos secos estaba correlacionado con una reducción en la mortalidad por cualquier causa (cáncer, enfermedades cardiovasculares y enfermedades respiratorias), tanto para hombres y mujeres. Además, los efectos fueron más potentes en los que consumían mayores cantidades de frutos secos.

  • ¿Mayores cantidades? ¿Pero eso no engorda?

Según algunos estudios, las personas que comen frutos secos tienen hasta un 31% menos de probabilidad de engordar que las que no comen (estudio, estudio).

  • Pero si tengo colesterol, el devoracol/danacol/avenacol/mierdecol puede ayudarme más a reducir este colesterol ¿no?

Con productos procesados funcionales no, con comida real sí. Los frutos secos son eficaces para reducir las concentraciones de colesterol LDL, pero las oxidadas, que son las más aterogénicas y peligrosas. Quizás por eso se ha observado, tanto en estudios epidemiológicos como en ensayos clínicos, que son eficaces reduciendo la probabilidad de enfermedad cardiovascular (estudio).

Pero van más allá del colesterol. Los frutos secos también se han asociado con un menor riesgo de ciertos cánceres, como neoplasias colorrectales, endometriales y pancreáticas. Su contenido en MUFA ha demostrado mejorar la función de las células beta pancreáticas, la regulación de la glucemia postprandial y la sensibilidad a la insulina. También efectos protectores significativos contra la depresión, los trastornos cognitivos leves y la enfermedad de Alzheimer. Los PUFA pueden actuar sobre el sistema nervioso central protegiendo la función neuronal y el mantenimiento y señalización celular (revisión).

 

Basta de timos, BASTA DE NUTRICIONISMO.

La Fundación Española del Corazón recomienda unas galletas porque le han añadido un 11% de aceite de girasol y fibra, pero ignora que los demás componentes que lleva también cuentan. El marketing de estos alimentos funcionales ultraprocesados debería ser ilegal y perjudica a la salud de la población. Posiblemente hagan esto por conflictos de interés económico. Es decir, se lucran a costa de tu salud. Un ejemplo más de cómo la industria alimentaria compra sociedades científicas que se hacen llamar “sin ánimo de lucro” y manipula a su antojo las recomendaciones en nutrición y la percepción de lo “saludable”. Otorgar un sello que representa una organización que “vela por la salud”, es igual a recomendar y promocionar ese producto por sus supuestas propiedades saludables. Un marketing subliminal perfecto.

La ingesta elevada de azúcares está directamente relacionada con la enfermedad cardiovascular (estudio). En España, según datos de 2014, del total de muertes al año (395.830) las enfermedades del sistema circulatorio fueron la PRIMERA causa de defunción (117.393 muertes) (enlace). La obesidad contribuye a esta epidemia de mortalidad cardiovascular y los productos procesados hiperpalatables, con la combinación de azúcar, grasa y sal, inhiben nuestros mecanismos naturales de saciedad y estimula su consumo sin control (estudio). Además, la grasa de palma refinada que incluyen estos productos es perjudicial para la salud cardiovascular, diabetes tipo 2 y posible cancerígeno (estudio).

¿Así piensa ayudar a los españoles la Fundación Española del Corazón? ¿Poniendo su sello en productos cargados de azúcar, sal y grasa industrial? Recordemos que los propios productos que llevan este sello PASFEC incumplen los requisitos que ellos mismos declaran para que formen parte.

 

 

 

Resumen y puntos claves

  • Los alimentos funcionales nos alejan de los alimentos reales, nos alejan de lo verdaderamente importante: el patrón dietético.
  • Los alimentos son más que la suma de sus nutrientes, son la interacción entre ellos y entre nuestro organismo. No podemos permitir avales científicos por echarle fibra y aceite de girasol a un producto.
  • Mi llamada es para que rectifique la Fundación Española del Corazón, cambien su sello en estos productos procesados y, si fuera posible, lo pongan de manera gratuita en alimentos reales como los frutos secos. La salud pública lo agradecería.

 

Carlos Ríos.

PD: Si quieres estar informado y recibir noticias de Realfooding extras, suscríbete! 🙂

(Visited 10.131 times, 1 visits today)

7 Comments

  1. Jose Luis Fernandez dice:

    Desgraciadamente el Dios dinero puede mas que la honestidad y la verdad

  2. Dani dice:

    Cuando se recomiendan ingestas altas de frutos secos es también conveniente recomendar si activación o puede ser peor el remedio que la enfermedad. Un saludo.

  3. Eduardo dice:

    Gran artículo

  4. Vanesa dice:

    Me encanta encontrarme con artículos así de casualidad, descubro nuevos blogs con los que me quedo.
    Comparto totalmente cada palabra, mi forma de alimentarme se basa en “cuanto menos procesado,mejor”. Y creo que dentro de poco estaremos respirando azúcar… (Lo que nos falta ya).
    Gracias por el artículo, sin duda te seguiré leyendo.
    Saludos.

  5. Camila dice:

    Muy interesante! Espero poder leer muchos más artículos en el futuro.
    Una lista de consejos para evitar la industria del alimento estaría buenísimo… todxs sabemos que es muy difícil comer bien estando bombardeadas/os todo el día con publicidad de productos… y aún más difícil lo hace no tener siempre al alcance almacenes con alimentos. Porque acá en Argentina, por ejemplo,en las dietéticas también hay que estar muy atento leyendo los ingredientes, porque no todo es alimento saludable. La verdura y fruta agroecológica y orgánica es difícil de conseguir, y ni te cuento de las carnes de campo como el pollo… todas cosas extremadamente caras y difíciles de conseguir en la ciudad de buenos aires.

    Creo que mucha gente tiene interés por comer bien, pero al haber tantos límites, muchas personas no logran salir adelante con la alimentación consciente. Es un problema muy estructural, el capitalismo construyó muy bien la industria del alimento. Descontstruirla es el reto, y vamos a seguir luchando por eso!

  6. Maria dice:

    Carlos, me acabas de iluminar el día con tu blog y tus contenidos. No solo echas luz al tema nutricional de una manera que nadie hace sinó que además le das un enfoque práctico y real tocando la industria alimentaria. Los ejemplos que pones sirven muchísimo para concienciar!! Ole tu punto de vista y ole tu comunicación! Yo colaboro con un laboratorio de complementos nutricionales en el que tenemos regulado MUCHISIMO el marketing y comunicación y me parece estupendo porque se está forjando una cultura con buen fondo. Que lastima que tenga que ser a base de regulaciones… pero almenos frente a las masas funciona.

    Un saludo y adelante con tu trabajo!

  7. martha elena dice:

    hola estoy muy interesada en la informacion de este tipo, y todo lo que señala es cierto , yo lo he vivido en carne propia soy sobreviviente de cancer gracias a mis cambios alimenticios estoy viva y estoy haciendo un proyecto organico por que vendere cultivos naturales por que quiero ayudar , quisiera mantener contacto con las personas que comparten esta experiencia, por fin encuentro una pagina que habla mi idioma. gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies